Categorías
Pescados y mariscos

Sardinas al Horno

Si te encanta comer pescado pero quieres hacerlo de forma saludable, sin manchar casi nada y disfrutar de un platazo, esta receta de sardinas al horno te va a encantar.

Te cuento cómo preparar las sardinas al horno paso a paso.


ÚNETE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM Y ENTÉRATE DE TODAS LAS NUEVAS RECETAS, TRUCOS, NOTICIAS Y ALIMENTOS DE TEMPORADA.


La receta de sardinas al horno es una receta muy fácil de elaborar, con muy pocos ingredientes y te quedará un plato espectacular que puedes acompañar con una ensalada de escarola o con lo que quieras.

También puedes utilizar este tipo de cocinado para otro tipo de pescados como por ejemplo la caballa y utilizar el pescado, una vez que esté frío, para complementar ensaladas y/o otros platos sin tener que recurrir a pescados enlatados. Aprende a llevar un estilo de vida saludable y a comer todo tipo de alimentos.

Ingredientes para la receta de Sardinas al Horno:

  • 1/2 kg de sardinas.
  • Aceite de Oliva.
  • Sal.
Publicidad

Elaboración de la receta de Sardinas al Horno:

  1. Vamos a comenzar pre-calentando el horno durante unos 5 minutos mas o menos a 180 grados.
  2. Mientras se calienta el horno, vamos a lavar completamente las sardinas, bajo el grifo, de esta forma vamos a eliminar tanto las posibles escamas que hayan quedado como cualquier resto que pueda tener.
  3. En una fuente de horno, vamos a añadir un chorro de aceite de oliva en el fondo y vamos a colocar las sardinas limpias encima de la misma.
  4. Una vez colocadas las sardinas y el horno caliente, metemos la bandeja en el horno durante 15 minutos aproximadamente y vigilamos de vez en cuando para evitar que se nos quemen. Si las sardinas son pequeñas el tiempo de horneado puede variar, por eso tenemos que ir vigilando y sacarlas cuando estén listas.
  5. Ya solo nos queda emplatar las sardinas y… A comer!

¿Fácil verdad? Si pruebas alguna de estas recetas no dudes en contárnoslo en nuestras redes sociales.


Trucos y consejos

Este plato está riquísimo tanto en frío como en caliente, si lo vas a comer caliente puedes acompañarlo con una ensalada o unas patatas al horno. Si lo vas a comer en frío yo te recomiendo que las coloques en un bol troceadas y sin espinas, le agregues un tomate de temporada troceado, unas aceitunas sin hueso, una pizca de orégano y aceite de oliva virgen extra. ¡Están riquísimas!

sardinas al horno

Otras recetas saludables

Deja un comentario